UpDateVinagreManzana

UpDateVinagreManzana - Scientiffic Nutrition

¿Jugo de pepinillos o jugo de manzana? Descubriendo un secreto ácido para combatir los calambres musculares

Los calambres musculares no distinguen entre aficionados y profesionales y pueden ocurrir en los momentos más críticos, interrumpiendo entrenamientos y competencias con un dolor intenso. Estas contracciones musculares involuntarias y súbitas pueden durar desde unos segundos hasta varios minutos, y aunque cualquier músculo puede sufrir un calambre, los de las piernas son especialmente susceptibles durante el ejercicio físico o incluso inesperadamente durante la noche. Una de las soluciones que ha captado la atención tanto de atletas como de medios es el jugo de pepinillos, utilizado frecuentemente en pausas clave de las competiciones. Sin embargo, el vinagre de manzana, posee los mismos beneficios y están revolucionando la nutrición deportiva.

Ácido Acético: Enlace entre la Tradición y la Ciencia Moderna

El ácido acético, predominante en el vinagre, ha demostrado tener un efecto significativo en la recuperación y el rendimiento deportivo. Este compuesto mejora la metabolización de nutrientes y la regulación de los niveles de azúcar en sangre. Investigaciones destacan su rol en la reposición de glucógeno y en la oxidación de ácidos grasos, esenciales tras realizar ejercicio intenso. Metabolizado a través del acetyl-CoA en el ciclo de Krebs, el ácido acético no solo es crucial para la síntesis de ATP, sino que también promueve la regeneración de glucógeno en músculos y hígado, fundamental para mantener el rendimiento en ejercicios prolongados. Además, activa la enzima AMPK, que regula el metabolismo de grasas en el músculo esquelético, facilitando así una recuperación más rápida y eficaz. Mientras que el jugo de pepinillos actúa rápidamente aliviando los calambres musculares a través de la estimulación de reflejos neurales, el vinagre de manzana aporta, además, antioxidantes y propiedades antiinflamatorias que no solo alivian los calambres sino que optimizan la recuperación y el rendimiento general.

Ignacio escribano colaborador

Nacho Escribano

Nutricionista.